“Las prótesis de mama no producen cáncer. Este desorden tiene un origen multifactorial”.

Emilio García Tutor (Jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora de MD Anderson Cancer Center Madrid): “Las prótesis de mama no producen cáncer. Este desorden linfoproliferativo sobre el que ha estallado la polémica tiene un origen multifactorial”

El pasado mes de marzo las autoridades sanitarias francesas lanzaban la voz de alarma sobre las prótesis mamarias, tras registrarse varios casos de un tipo especial de cáncer en mujeres con esos implantes. La Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento de Francia (ANSM, por sus siglas en francés) emitió el mes de marzo un comunicado en el que decía que mantenía en “vigilancia especial” los implantes mamarios tras la aparición de varios casos de linfoma anaplásico de células grandes (LACG). Según señaló este organismo, en los próximos días determinará si hay que ir más lejos en la reglamentación y estudiará las medidas a adoptar sin descartar su prohibición.

Hasta el momento se han documentado en el país vecino 18 casos de LACG asociados con los implantes mamarios. Además, se han descrito en el resto del mundo otros 173. Aunque se trata de un riesgo aparentemente reducido, teniendo en cuenta que en Francia 400.000 mujeres llevan esos implantes, los responsables sanitarios han decidido en un primer momento obligar a que los médicos adviertan a las mujeres que se quieran operar de ese nuevo riesgo, en espera del dictamen de los expertos de la ANSM.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad español pedía tranquilidad a las mujeres que llevan prótesis mamarias a la vez que recalcaba que se trata únicamente de un estudio. Las autoridades sanitarias españolas descartaban así tomar ninguna medida adicional, ya que “no hay ningún tipo de alerta, ni siquiera por parte de Francia” sobre estos implantes. De momento, lo que está haciendo la Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento (ANSM) en Francia es organizar una reunión de expertos sobre la cuestión en su país para determinar si hay que ir más lejos en la reglamentación.

¿Qué tipo de prótesis existen hoy en día en el mercado?
Los implantes mamarios están formados por una cubierta, y un relleno. La cubierta está compuesta por un elastómero de silicona en varias capas. En algunos casos, además llevan una cubierta de poliuretano.
El relleno puede ser de suero salino o bien gel de silicona. El gel de silicona puede tener distintos grados de cohesividad, con una consistencia similar a la miel, en el caso de los poco cohesivos, y como las gominolas en el caso de los mas cohesivos.

¿Sobre cuáles de ellas se ha lanzado la voz de alarma?
Se han descrito casos con todas las marcas de prótesis que hay en el mercado.

¿De qué nivel de riesgo estamos hablando?
Extremadamente bajo; en Estados Unidos hay 10 millones de mujeres con implantes de mama, y han aparecido entre uno y diez casos al año.

¿Existen evidencias reales que relacionan este cáncer con las prótesis?
Las prótesis de mama no producen cáncer de mama. Eso ya se estudio hace muchos años. Este desorden linfoproliferativo del que ha estallado la polémica tiene un origen multifactorial, por lo que ahora mismo no hay evidencia científica suficiente. Todavía se está recogiendo información, y dada lo inusual de los casos, llevará tiempo obtener conclusiones científicas relevantes.

En el caso de que se demostrara tal relación, ¿cuáles cree que son las medidas a tomar?, ¿sería suficiente con advertir a las pacientes del riesgo?
Cada cosa a su tiempo. Por ahora simplemente recordar a las mujeres que si notan un bulto en su mama, lleven o no implantes, o su mama aumenta súbitamente de tamaño, deben acudir a su cirujano plástico.

En líneas generales ¿qué tipo de cuidados y revisiones tienen que seguir las mujeres que llevan implantes?
Seguir las mismas revisiones que venían haciendo hasta ahora, una vez al año, o cada dos años, con su cirujano plástico. Por supuesto si están en edad de entrar en el cribado de detección precoz del cáncer de mama, hacer las mamografías del programa.

El linfoma anaplásico de células grandes (LACG) no es un tumor común, ¿qué síntomas presenta y cómo se detecta?
Efectivamente es una lesión muy poco frecuente, en la población general se estiman 3 casos por cada 100 millones de habitantes. En las pacientes que llevan prótesis de mama, ya sea por motivos estéticos o bien por una reconstrucción mamaria secundaria a una mastectomía por cáncer de mama, los síntomas más habituales son un aumento de volumen o una masa en la mama afecta. Es suficientemente llamativo como para no pasar desapercibido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *